Blog   ·  

La similitud en el salón de clases

Patti West-Smith
Patti West-Smith
Educadora con 20 años de experiencia; Directora de Compromiso con el Cliente
Turnitin

Subscribe

 

 

 

 

By completing this form, you agree to Turnitin's Privacy Policy. Turnitin uses the information you provide to contact you with relevant information. You may unsubscribe from these communications at any time.

 

En la primera publicación de esta serie, intentamos aclarar las diferencias entre plagio y similitud, colocando a Turnitin en el ámbito de la similitud. Si aún no has leído el artículo anterior, te recomendamos visitarlo, sin embargo, te compartimos un breve resumen: Similitud no es lo mismo que plagio, y Turnitin no detecta el plagio.

Dicho esto, millones de usuarios de todo el mundo interactúan con el Reporte de Similitud de Turnitin, por lo que resulta importante entender qué es y cómo se le puede sacar más provecho para lograr los objetivos pedagógicos. Sabemos que existen muchas preguntas acerca de cómo impacta exactamente la similitud y el Reporte de Similitud en las clases; en este artículo profundizaremos en algunas de las preguntas más frecuentes de los educadores.

¿Qué puntaje de similitud es considerado bueno o malo?

Esta es la pregunta que las personas que trabajan en o con Turnitin escuchan con mayor frecuencia y sobre la cual todavía existe un gran debate. Sin embargo, desde nuestra perspectiva, la respuesta es bastante sencilla: no hay un puntaje de similitud bueno o malo ni un número mágico. El puntaje debe interpretarse absolutamente dentro de un contexto. 0% de similitud no es intrínsecamente bueno ni malo, como tampoco lo es 30%, o incluso 80%. Existen detalles contextuales que un educador (no el software) debe analizar junto a ese número con el objetivo de tomar una decisión informada acerca de la realidad del trabajo enviado por el estudiante y cuáles son los pasos apropiados a seguir.

Algunos detalles contextuales:

  • Duración de la tarea
  • Requerimientos específicos de la tarea (por ejemplo si se piden X números de fuentes citadas)
  • Género de la escritura (Considera que algunos géneros se prestan a un mayor o menor puntaje de similitud)
  • Nivel de desarrollo del estudiante que escribe
  • Nivel de dominio de los estudiantes de la integración de evidencia/investigación como el resumen, la cita y la paráfrasis
  • Oportunidades de retroalimentación y revisión
  • Nivel de comodidad de los estudiantes con una citación apropiada
¿Cómo deben los educadores determinar un puntaje aceptable?

Es complicado, pero el primer paso debería ser: considerar los factores señalados anteriormente. Cada uno de esos elementos influye en la determinación final.

Una vez que los educadores han considerado estos elementos, les recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

  • Establece un rango, no un único “puntaje límite”. Al observar estos factores, los educadores se darán cuenta rápidamente que no son cuestiones fáciles de cuantificar con exactitud. Habrá cierta subjetividad, por lo que un rango se adapta mejor.
  • Establece un rango por tarea. Estas consideraciones deberían ayudar a los educadores a entender que no es tan fácil elegir un número universal, ni siquiera un rango, porque los detalles contextuales variarán a lo largo de las tareas. El género puede cambiar, lo que podría modificar los requisitos, sumado a que con el tiempo los estudiantes podrían tener más práctica, lo que impactará las expectativas de sus competencias, etc. Determina un rango en cada caso. Un número no negociable y descontextualizado va a crear muchos problemas y puede socavar la confianza de los estudiantes en la equidad de la evaluación.
  • Considera el concepto de “similitud esperada”, especialmente en lo que se refiere a los detalles contextuales específicos de la tarea. La similitud esperada es el nivel de similitud que puede ocurrir, basado en factores como el género de la escritura, las exigencias específicas de cada tarea y la longitud. También se ve afectada por los valores contextuales que discutimos al comienzo de este artículo. Por ejemplo, si los estudiantes han tenido muy poca instrucción o práctica en la integración efectiva de la evidencia en su escritura, pero la tarea requiere que lo hagan, el nivel de similitud esperado puede aumentar.
  • Revisa las normas de la institución y trabaja para alinearlas. No ayuda a los estudiantes que las expectativas estén desincronizadas con las de la institución en general. Puede haber una política en vigor que debe ser considerada o puede ser necesario evaluar cómo se miden las expectativas con respecto a los instructores anteriores o futuros. Una recomendación: si la política en vigor establece un puntaje firme, considera hablar con los tomadores de decisiones y compartir algunos de nuestros consejos para ver si se puede establecer una política más justa y adecuada sin dejar de exigir a los estudiantes altos estándares de integridad académica.
¿Qué deben hacer los educadores cuando el Reporte de Similitud tiene un puntaje demasiado alto?

Para esta pregunta tampoco existe una respuesta única. Existen algunas medidas que deben tomarse aunque no necesariamente en un orden específico:

  • Habla con el estudiante. Una fuente importante de información es la propia escritura de los estudiantes. Pregúntales por qué el puntaje es tan alto; pregúntales sobre su proceso de escritura.
  • Retrocede y considera todos los detalles contextuales de los que hemos hablado antes y determina si alguno de ellos puede estar influyendo.
  • Si todavía parece haber un problema, considera la cuestión de la intencionalidad; quizás este es un caso de falta de habilidades. Si es así, intenta determinar las áreas de oportunidad y ajusta tus clases.
  • Si la situación sigue sin estar clara, considera utilizar las herramientas de Turnitin, como nuestra función de marcas de alerta, que puede ayudar a descubrir los actos intencionales.
  • Por último, independientemente del resultado de la investigación, tómate un tiempo para preguntarte si se podría hacer algo diferente en la siguiente ocasión. Al hablar con educadores de todo el mundo, a menudo nos cuentan que hubieran deseado tomar algunas medidas proactivas que podrían haber cambiado el resultado. Con frecuencia escuchamos que los educadores esperan hasta tener el trabajo final para evaluar el progreso. Una acción sencilla es establecer puntos de revisión para ayudar a los estudiantes a gestionar su tiempo.
¿Cuándo deben los educadores remitir a un estudiante para una evaluación disciplinaria relacionada con una falta a la integridad académica?

Esta no es una decisión que intentemos tomar en lugar de los educadores. Como ocurre con muchos elementos de la educación, hay demasiadas variables y demasiada información, pero estos datos no deben sustituir el juicio experto de un académico.

Hay, sin embargo, algunos factores a considerar:

  • Comportamiento pasado. ¿Ha ocurrido esto antes? ¿Qué medidas se han tomado ya?
  • Instrucción. ¿Existe una instrucción explícita sobre el plagio, integridad académica, citación, paráfrasis, etc, en la que el estudiante debería haber podido apoyarse para conocer mejor y contar con las habilidades para tomar una decisión diferente?
  • Intencionalidad. Para muchos educadores, el grado de intención marca la diferencia en la forma de ver y responder a la situación.
¿Qué pueden hacer los educadores para prevenir casos de mala conducta académica?

Tenemos un conjunto de materiales y recursos para ayudar a los educadores a afrontar este reto. Visita nuestra página de recursos.

Este contenido (artículos, infografías, webinars, libros electrónicos) puede ayudar a las instituciones o a los educadores a establecer una cultura de integridad académica para ayudar a los estudiantes a comprender lo qué deben y no deben hacer.

La idea más importante que hay que recordar sobre el Reporte de Similitud y todos los productos de Turnitin es que no están destinados a ser usados de forma aislada y sin contexto. Por el contrario, el puntaje obtenido es un punto de información, que es parte de un contexto mucho más amplio, lleno de matices y variables que sólo pueden entenderse aplicando los conocimientos y la experiencia de los educadores. El Reporte de Similitud, aunque útil y sólido, tiene sus limitaciones. Y porque sabemos que similitud no es plagio, también sabemos que los educadores pueden y deben usar el Reporte de Similitud y otras herramientas de Turnitin de forma inteligente para aclarar, no reemplazar, su propio juicio y para ayudar a sus estudiantes a tener un dominio sólido de la integridad académica.